El último gran riff que trazó Enrique Sierra en su vida fue para la Escuela de Ciudadanos. El pasado verano, a la sombra de unos recios robles en la sierra madrileña, Kike pasó horas y horas diseñando el blog de esa otra Escuela en la que debatimos sobre ciudadanía.

Leer más en la fuente de esta noticia: De la Escuela de Calor a la Escuela de Ciudadanos